🔥Llegaron los HOT DAYS🔥 | Hasta -30% OFF🤑

5 plantas que son un must para tu cuarto

Los dormitorios son un refugio ideal para recargar baterías.  Por ello, es importante que tengan ciertos elementos para convertirlos en verdaderos santuarios de tranquilidad, como suficiente luz natural y una pizca de verdor. 

Además de ser elementos decorativos, las plantas de interior pueden ayudarte a refrescar tu cuarto y a lograr un descanso más profundo. Te presentamos nuestras favoritas: 

 

Lirio de paz

Lirio de paz

Los lirios de paz son una de las plantas de interior más duraderas y populares para un dormitorio. Sus hojas brillantes prosperan en situaciones de alta o baja luminosidad y solo necesitas regarla de forma ocasional, (se aconseja dos veces por semana). Eso sí, protégela de las corrientes de aire, tanto frías como cálidas, y de la luz directa, pues podrían dañar sus hojas.

 

palmera de salon

Palmera de salón

Esta planta crece a la sombra (parcial o total) en su país natal, Guatemala. De hecho, demasiada luz quemará sus hojas, así que mantenla alejada de las ventanas. Es ideal para climas cálidos y debes regarla de forma moderada y dejar secar la tierra entre riegos.

 

Hiedra inglesa

Hiedra inglesa

Es una planta de interior muy fácil de cuidar y además dura muchos años. Puede vivir perfectamente en todas las situaciones de luz. Sus enredaderas lucen muy atractivas en cestas colgantes o cubiertas sobre una mesa lateral. Las plantas funcionan bien con poco riego y sobrevivirán a una semana de vacaciones sin problemas.

 

Planta serpiente

Planta serpiente

Las hojas de esta planta se han adaptado para sobrevivir en situaciones extremas, por lo que resiste casi todos los climas. Puede crecer en zonas sombrías o muy luminosas, pero no al sol directo. Tampoco necesitas regarla mucho (cada dos semanas), ni tendrás que lidiar con hojas caídas. 

 

Higuera de hoja de violin

Higuera de hoja de violín

Es una de las plantas de interior con más onda, ya que frecuentemente aparece en revistas y blogs de hogar. Sus grandes hojas son su punto focal, por lo que para mantener su belleza necesitas mantener una iluminación adecuada. A la higuera le gusta todo con moderación, incluyendo la luz, el agua y la temperatura. 


Como verás, son plantas que no requieren de tantos cuidados, son resistentes (a prueba de personas a las que se les muere todo como quien escribe este blog), y lindas. ¡Atrévete a inundar tu cuarto de verdor y frescura con estas opciones!

Search